POR FEDE ARRIOLA

¿Cómo podemos mejorar nuestra escritura? ¿Cómo podemos mejorar nuestras historias? ¿Cómo logramos crear personajes que sean inolvidables para nuestros lectores?

Todos nos hacemos preguntas constantemente. En este caso, estas preguntas quizás no nos lleven muy lejos cuando queremos dedicarnos profesionalmente a la literatura.

Estamos llenos de dudas y de miedos que nos impiden avanzar. Si encima sentimos que nuestros poemas, nuestros cuentos y nuestras novelas son una basura, vamos a seguir pateando nuestro sueño durante muchos años más, si es que en algún momento los intentamos cumplir.

Y lo peor de todo es que vamos a llegar a viejos llenos de culpa y remordimiento por no haberlo intentado.

Está bien, sigamos con dudas y con miedo, pero por lo menos escribamos, por lo menos mejoremos lo que estemos haciendo.

¿Y cómo podemos lograrlo? Haciendo buenas preguntas. A continuación te comparto algunos ejemplos. Pero estaría bueno que lo trabajes como hábito y que vos inventes las tuyas propias.

PREGUNTAS PARA CUENTOS Y NOVELAS

  • ¿Es creíble mi personaje?
  • ¿El final es bueno?
  • ¿Tiene una estructura equilibrada, con un inicio breve y un nudo más largo?
  • ¿Está bien distribuida la información?
  • ¿Sobra o falta información?
  • ¿El conflicto vale la pena ser contado?
  • ¿Mis personajes tienen un objetivo?

PREGUNTAS PARA POESÍA

  • ¿Es bueno el remate de mi poema, cumple la función de ser un cierre?
  • ¿Mi poema está sobrecargado de abstracciones, está empastado, se entienden las imágenes que quise compartir?
  • ¿Las palabras que usé son las correctas o podría encontrar términos más concretos?
  • ¿Tiene musicalidad? Tip: leer en voz alta o pedirle a alguien que nos lea el poema a nosotros.
  • ¿Tiene versos mal construidos, expresiones tontas que arruinen la calidad del poema?
  • ¿Es un poema cursi? Y si lo es, ¿cómo puedo mejorarlo?
  • ¿Cae en lugares comunes?

También se me ocurre que podés crear tus propias preguntas, a partir de lo que vayas leyendo. Si encontrás algo de un escritor que te gusta, podrías preguntarte cómo lo podrías aplicar a tus propios textos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *