Este artículo es la tercera parte de una trilogía que habla sobre tomar notas. Aquí vas a aprender cómo ordenar tus ideas de escritura.

Ya aprendimos sobre la importancia de tomar notas para no olvidarnos de ninguna idea. También en cómo tomar buenas notas. En este último artículo vamos a profundizar en las estrategias para que puedas tener todo un poco más ordenado.

Mis alumnos ya me conocen: antes de empezar a trabajar en un cuento o en un capítulo de su novela, empiezo a ordenar un poco el diseño de la página; pongo las sangrías, los títulos en negrita, el interlineado. Lo mismo con los archivos en la carpeta de Drive.

Todo esto que suena a obse, me permite encontrar más rápido cada texto, saber qué desechar y qué profundizar. También nos ayuda a corregir con mayor criterio y facilidad.

Por eso, para mí, tener las ideas ordenadas es fundamental. Veamos algunos tips para llevarlo a la práctica.

 

    • Aprovechar la tecnología. Es increíble que pasemos tanto tiempo en las redes sociales, pero que sigamos organizándonos como si la tecnología no existiera. Cada vez existen más herramientas para que podamos tener las cosas en orden, pero como no tenemos un buen sistema, dejamos que el desorden nos gane.
    • Tener pocos lugares. Creo que este es uno de los grandes problemas de tener tanta variedad de opciones. Podemos tener nuestras ideas en notas del celular, en cuadernos, en Word, en Google Docs, en Scrivener. Empecemos a usar menos lugares, para que podamos encontrar más rápido todas esas ideas que se nos ocurren.
    • Separar por categorías. En mi caso, me gusta escribir muchos géneros: poesía, cuento, novela, teatro. Cuando tenemos cada idea separada por categorías, es mucho más fácil encontrarlas. Y esto aplica para cualquier cosa de nuestra vida, ya que podemos poner las cosas laborales o de la facultad en un mismo lugar.
    • Releer y analizar. Cada cierta cantidad de tiempo, es fundamental que releas tus ideas, porque hay muchas que llevaste a la práctica y hay otras que ya no te interesan.
    • Desechar las ideas que ya no sirvan. Limpiar es un hábito muy importante para que nuestras ideas estén en orden, y que podamos profundizar en aquellas que son realmente importantes.
    • Profundizar las ideass. Esto viene de la mano de los puntos anteriores. Una vez que sabemos cuáles son las ideas importantes, es tiempo de profundizarlas. Un problema que tenemos muchos escritores es el de tener buenas ideas, pero no desarrollarlas. Procrastinamos cada historia y nos frustramos, porque nunca podemos llevar a la práctica ese libro que tanto soñamos publicar.

 

A diferencia de lo que piensa la mayoría, tener un método y un orden nos permite ser más creativos a la hora de escribir, ya que podemos concentrarnos en lo realmente importante, profundizar cada idea, y buscar maneras de escribir historias más interesantes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *