POR FEDE ARRIOLA

 

Últimamente estoy escribiendo mucho sobre los elementos principales para escribir una historia. Ya hablé de los personajes y sus contradicciones, los conflictos, los objetivos y otros temas similares.

 

Para seguir a tono, hoy quiero hablar de los obstáculos.

 

En realidad, los obstáculos no son más que conflictos, pero en miniatura. Muchos teóricos no distinguen unos de otros, pero yo sí, ya que siento que no cumplen la misma función.

 

Sí, es un detalle y quizás maree un poco cuando no estamos tan metidos en tema. Así que si recién estás arrancando con esto de la escritura, te recomiendo que leas primero el artículo de los conflictos.

 

***

 

Como decía, los obstáculos son conflictos en miniatura. Su función es alejar a los personajes de sus objetivos.

Veamos algunos ejemplos:

  • A la deriva. En varias ocasiones hablé de este cuento. Una serpiente muerde al protagonista y él intenta salvar su vida, porque el veneno empieza a subir por su cuerpo. Obstáculos: se ata un pañuelo en la herida, pero no da mucho resultado; toma caña (una bebida alcohólica), pero no le hace efecto; pide ayuda a su compadre, pero este no le responde, etc.
  • Crimen y castigo. Raskolnikov, el protagonista, asesina a dos hermanas y trata de ocultar su crimen. Obstáculos: cada vez está más comprometido y empiezan a sospechar de él por las pistas que dejó en la escena del crimen; su propia moral le impide actuar con naturalidad; etc.
  • Hamlet. La sombra del padre aparece ante el príncipe de Dinamarca y le pide que vengue su muerte. Obstáculos: sus propias dudas ante la venganza, su propio miedo, etc.
  • Stranger Things. Will Byers es un niño de unos 12 años que desaparece en una dimensión paralela. Su madre, su hermano y su grupo de amigos intentan rescatarlo. Obstáculos: no saben cómo entrar en ese dimensión, los científicos malvados hacen de todo para impedirlo, la sociedad no los acompaña, etc.
  • Monster Inc. Una niña atraviesa la puerta de su armario y se cuela en el mundo de los monstruos. Es entonces que dos de ellos tienen que ocultarla. Obstáculos: Randall (el malvado) se entera de que ocultan a la niña; ella aparece en un restaurant lleno de gente; las dudas de Mike Wasowski; etc.

Estos son solo algunos pocos ejemplos, pero en la historia de la literatura y del cine podemos encontrarnos con miles más.

 

DIFERENCIAS ENTRE CONFLICTOS Y OBSTÁCULOS

 

La diferencia más importante con los conflictos es su importancia en la historia. Mientras que los conflictos suelen cambiar radicalmente a la historia, los obstáculos son momentos en que el personaje se aleja del objetivo que quiere lograr.

 

Por ejemplo, no es lo mismo que haya un tsunami a que un personaje se golpee la cabeza y pierda el conocimiento. O que alguien se desmaye por el calor a que se golpee un pie. Por eso, es importante analizar cada contexto.

 

Pero no solo tiene que ver con la intensidad, sino con el momento en que aparece en la historia. No todos los cuentos y las novelas cumplen la misma estructura, pero en general el conflicto inicial aparece entre la introducción y el nudo, y el conflicto final entre el pasaje del nudo al desenlace.

 

Y acá está la clave: los obstáculos están en el nudo.

 

Sí, es un detalle, un pequeño matiz que quizás no tenga demasiado sentido, pero que a mi me gusta trabajar. Porque todo lo que vamos aprendiendo y poniendo en práctica le da ciertos matices a nuestras historia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *