POR FEDE ARRIOLA

En el 2018 terminé de leer 55 libros (podés leer una lista de mis 18 preferidos acá), pero empecé muchos más que deje en el camino. Esto se debe a que no me enganché con la historia, no tuve tiempo para terminar el libro, o porque eran libros de mierda.

Sin embargo, soy partidario a leer de todo, incluso aquello que no nos gusta.

De todos los libros podemos sacar algo: cosas que están bien, cosas que podemos aplicar en nuestro trabajo, cosas que no hay que hacer, y hasta nos podemos sacar muchos prejuicios.

Con Carmen, una de mis alumnas más avanzadas, empezamos a practicar la corrección de estilo leyendo cuentos de otros escritores. Leer con este criterio técnico, viendo las virtudes y los defectos de otros escritores, nos ayudó a mejorar exponencialmente sus cuentos.

Y eso mismo te invito a hacer a vos.

A continuación, quiero compartirte una lista con consejos para que aproveches los libros de mierda y te lleves cosas positivas para tu propia escritura:

  • Corregí cuentos y poemas que no te gusten.
  • Reescribí las historias de mierda con tu estilo y tratá de mejorarlas.
  • Terminá un libro que hayas abandonado.
  • Elegí un autor al que le tengas prejuicio y leé algún libro.
  • Buscá en tus historias, defectos que hayas encontrado en libros de mierda.

Si desarrollamos una mentalidad dispuesta a aprender, de todos los libros podemos sacar algo positivo para mejorar, incluso de los que son una mierda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *