POR FEDE ARRIOLA

 

En el 2011 encontré una agenda en la casa de mi familia. Solo le quedaban cuatro meses sin usar. Sabía que estaba abandonada hacía mucho tiempo, así que decidí usarla. En cada una de sus páginas había unas cuantas líneas para cada día, para que tomemos notas.

Entonces decidí hacer un desafío personal, sin saber todas las ventajas que eso me traería, sin saber nada de hábitos, y sin imaginar que años después iba a recomendarlo en un blog.

Ese desafío consistió en escribir un poema cada día. Y es lo que yo quiero proponerte este mes de septiembre.

Esto coincide con un aniversario muy importante para mí: los cinco años de la primera edición de mi libro El valle mortal. En unos días voy a compartirte una segunda edición, en donde corregí varios poemas, y en donde preparé una guía en donde enseño los pasos que yo sigo a la hora de corregir un poema.

Si ya estás en mi lista de mails, la vas a recibir en tu correo. Y si no estás, prestá atención, porque en estos días la comparto.

***

En cuanto al desafío, te comparto algunos consejos para que puedas cumplir.

  • No es necesario que sean poemas largos.
  • No es necesario que todo sean palabras, también podés dibujar.
  • Podés dejar incompletos algunos poemas.
  • Si no se te ocurre nada, poné un video de Youtube, o prendé la tele, y a partir de lo que escuchás, escribí el poema.
  • No es tan importante la calidad del poema, sino la constancia de hacerlo.

Pero como sé que ustedes son un público muy exigente, y siempre quieren un poco más, acá les dejo una serie de ejercicios que pueden hacer para escribir. Si quieren, pueden compartir en mi página de Facebook, así los compartimos.

Espero que te puedas sumar a este desafío, ya que te va a ayudar a desarrollar el hábito de la escritura, y a mejorar tu músculo creativo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *