Por Fede Arriola

Cuando empezamos a trabajar en nuestros personajes, las historias que escribimos mejoran considerablemente. Pero si además les agregamos una contradicción a cada uno de ellos, empiezan a aparecer ciertos matices que antes no se nos hubiesen ocurrido.

Un personaje es contradictorio cuando le agregamos una característica personal opuesta a su profesión, a su cargo o a su temperamento.

En el artículo de hoy voy a dar varios ejemplos del cine y de las series, ya que allí los personajes suelen tener contradicciones muy interesantes y son fáciles de encontrar.

Además voy a nombrar algunas personas de la vida real, con contradicciones muy fuertes, aunque esto pueda generar un poco de polémica.

Antes de empezar, quiero aclarar que en la historia de la literatura existen muchos personajes con contradicciones profundas que son muy interesantes para analizar e inspirarnos: Emma Bovary, Rodión Románovich Raskólnokov, Horacio Oliveira, por citar unos pocos ejemplos.

Ahora sí, aquí va mi lista:

  • Sapo Quiroga. En la precuela de la serie del momento El marginal II apareció un personaje muy interesante, interpretado por el gran actor salteño Roly Serrano. El Sapo es un preso con muchísimo poder, incluso con más poder que el propio director de la cárcel y todos los policías. Sin embargo, su contradicción es muy interesante: más allá de ser el mandamás de los presos, es tan obeso que casi es un discapacitado; no puede moverse por sí mismo y lo tienen que ayudar hasta en sus tareas más cotidianas.
  • Walter White. Probablemente Breaking Bad sea una de las mejores series de todos los tiempos. Su protagonista Walt, al principio parece un nerd perdedor, del cual todos se ríen. Sus alumnos se burlan de él, su carrera como gran químico fue un fracaso, y le detectan un cáncer de pulmón que puede terminar con su vida y la economía de su familia. Y sin embargo, con el correr de las temporadas, se convierte en el mejor fabricante de metanfetaminas del mundo, y un mafioso sin precedentes.
  • Paul Vitti. La película de humor Analízame no es la única historia que recurre a los mafiosos con crisis existenciales o que tengan que recurrir a la terapia tradicional. Sin embargo, es la única que vi. Vitti, interpretado por el gran De Niro, sufre un pico de estrés y decide empezar a psicoanalizarse. Es entonces cuando el tipo duro empieza a ablandarse y abrir su corazón.

 

En la vida real también nos encontramos con personas que tienen contradicciones muy profundas y podrían ser interesantes de ser retratadas en historias. Veamos algunos ejemplos:

  • Laura Alonso. La diputada argentina es actualmente la titular de la Oficina Anticorrupción. Pero además está acusada de ser corrupta, al contratar una consultora por un millón de pesos, y después intentar ocultarlo.
  • Jorge Corsi. El psicólogo especialista en violencia familiar, violencia masculina en la pareja y maltrato doméstico fue condenado por integrar una banda de pedófilos que promovía la pornografía infantil y organizaban fiestas con menores de edad. Todavía hoy recuerdo a una de sus colegas llorar en televisión, diciendo que de la última persona de la que sospecharía algo así era de su colega.
  • Derek Medina. Este autor escribió el libro Cómo salvé la vida de una persona y su matrimonio. Tiempo después pasó a la historia por asesinar a su esposa y subir la foto del cadáver en Facebook, con un mensaje intentando justificarse.

 

Una alumna hace poco me preguntó si todos en la vida tenemos contradicciones. No lo sé, pero supongo que sí. También me suelen preguntar si todos nuestros personajes deberían tener una contradicción.

La respuesta es que no.

Tenemos que pensar en la contradicción de aquellos personajes que son relevantes para nuestra historia. Y aunque es verdad que es más importante que lo trabajemos en una novela, noté que al hacerlo en nuestros cuentos, también aparecen los matices de los que hablé al principio.

Te invito a que a partir de ahora les prestes atención a los personajes que veas en series y películas, a los que leas en libros y también que observes a las personas en tu entorno. Vas a ver que vas a encontrar contradicciones por todas partes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *